Billie Holiday “Fine and Mellow”

0

En diciembre de 1957, la CBS reunió en su estudio de Nueva York a Billie Holiday con un nutrido grupo de estrellas del jazz para el programa de TV The Sound of Jazz, presentando el blues de la cantante “Fine & Mellow”. La grabación en directo ha pasado a la posteridad, no sólo por la música, sino también por la historia de amistad que esconde detrás.

El elenco, por sí mismo, garantizaba el éxito. Junto a Billie, se agrupaban los saxo tenores Coleman Hawkins, Lester Young y Ben Webster ( posiblemente la Gran terna de saxo tenores de la era pre-Coltrane); el Saxo barítono Gerry Mulligan, el único blanco de la reunión; los trompetistas Roy Eldridge (ni Louis Armstrong llegaba tan alto como él) y Doc Cheatham; Vic Dickenson, al trombón y otros.

image001En los estudios había cierta tensión, pues de todos era conocido el distanciamiento entre Billie y Lester Young, los cuales habían tocado juntos, y alcanzado gran fama, durante bastantes años. Ya en los prolegómenos, durante los ensayos, ambos se mantuvieron en extremos opuestos de la sala, como recordaba el crítico Nat Hentoff, presente en la grabación.

Posiblemente Nat haría memoria…..

….Billie y Lester se conocieron en los primeros años 30 y forjaron una gran amistad desde el principio. Ambos eran tímidos y callados, y se entendieron rápidamente. Incluso Lester vivió una temporada con Billie y su madre, en Nueva York. Acudía a los conciertos que ella daba en la ciudad y luego el destino quiso que permanecieran juntos, de bolos, en grandes bandas como la de Count Bassie. Su parecido sentido del humor, su afición al alcohol, inventaron un cóctel de vino de Oporto y ginebra que llamaron –top and bottom– y a la marihuana les unió durante las interminables giras. Se hacían llamar,  junto con un tercer componente de nombre Buck Clayton, The Unholy Three, algo así como El trío Impío. Billie apodó “Prez”( de President) a Lester, y éste, que llamaba Lady a timage003odo el mundo, chico o chica, renombró “Lady Day” a la cantante. Ambos apodos les acompañaron ya siempre. A partir de 1937, Lester comenzó a acompañar con su saxofón a Billie y consiguieron un grado de compenetración mágico, que les encumbró. Billie decía que se inspiraba en Lester para buscar la improvisación, y Prez que mientras tocaba el saxofón, cantaba mentalmente como si fuera ella, para acercarse a Billie. Luego, la guerra, los excesos y la agitada vida sentimental de ambos provocó que se alejaran. Una agria discusión en 1951, consolidó el distanciamiento. Pese a ello, para los aficionados, siempre fue la gran pareja del jazz.

Comienza el directo. Billie canta la primera estrofa, se emplea Ben Webster con el primer solo, y a continuación se levanta Lester y comienza a tocar el blues como un ángel. Durante su actuación, se intercambian planos del saxofonista y de la cantante. Nat Hentoff lo describe: “se miraron el uno al otro, y se produjo una conexión. Ella no paraba de asentir con la cabeza, con una leve sonrisa en su cara. Fue como si ambos estuvieran recordando lo que hubo entre ellos, sea lo que fuere. En el estudio, todos nos pusimos a llorar de la emoción”. Verdaderamente, el video estremece.

Tras la grabación, cada uno se fue por su lado, sin hablarse. No volvieron a verse. Lester murió transcurridos dos años, y Billie poco después. Ambos destrozados por el alcohol y las drogas. Lester con 50 años, Billie con 44. El video, que puede verse en Youtube, permanece como un homenaje eterno a la amistad.

NOTAS.
Tras Lester, en la grabación pueden verse los solos de Vic Dickesson, Gerry Mulligan, Coleman Hawkins y Roy Eldridge, por este orden. Aparte de Billie, que canta maravillosamente con su timbre desnudo y atormentado, destaca la interpretación de Roy Eldridge, llegando altísimo con su trompeta.

Es interesante ver en el video ver el efecto “Julio Iglesias” en la pobre Billie, ya muy cascada. Presenta dos perfiles muy, muy distintos.¿Verdad?

Legacy Recordings compiló en 2002 los mejores temas de esta pareja en un álbum llamado “A Musical Romance”.  Todos los temas son muy románticos, muy de la época, pero destacaría “a Sailboat in the Moonlight” como ejemplo de la compenetración entre ambos. Otra impresión que tengo es que el disco suena a “antiguo”, pero sorprendentemente, el saxofón de Lester parece grabado ayer…

Este disco incluye otra grabación del “Fine and Mellow” televisivo, interpretado sin cámaras y en la misma sesión, pero con cambios con respecto a la versión de la tele. Por ejemplo, Gerry Mulligan no quiso tocar porque no le pagaban más.

La conexión entre Prez y Lady Day llegó hasta el final de sus días. En el funeral de Lester, Billie dijo: “ Yo seré la siguiente”. Y así fue, cuatro meses después.

Share.

Leave A Reply