Club Aluche de Patinaje Artístico: 33 años de sacrificio y éxitos

0

Corría 1982 cuando un pequeño grupo de amigos enamorados del patinaje artístico crea en Aluche el Club de Patinaje sobre ruedas. Hoy 33 años después tiene inscritas a 70 personas, compite en todas las categorías y se ha ganado el respeto dentro y fuera de la Comunidad de Madrid gracias a los buenos resultados de sus patinador@s a nivel nacional e internacional.

Desde 2003 son referentes en los grupos de Show, una modalidad que aúna la ejecución sobre ruedas con la puesta en escena: mímica, coreografía, vestuario, maquillaje… Sus patinador@s han llegado al primer puesto en el podio de la Comunidad y se han clasificado en el Campeonato Nacional entre l@s mejores.

Una pasión que les llevo a ser pioneros en España y a crear el Trofeo Internacional Latina Show, una competición señalada y destacada en el Calendario Europeo. Todos los años, reúnen en Aluche a más de 750 patinador@s de equipos españoles y de Francia, Portugal o Italia.

Estos 33 años de éxitos tienen detrás mucho sacrificio: horas y horas de entrenamiento al aire libre, especialmente duras en invierno, por el frío. Y es que entrenan al aire libre del Polideportivo Municipal de Aluche en una pista de terrazo que comparten con el equipo de hockey y en mal estado. Por eso, muchos fines de semana viajan a Toledo, donde alquilan una pista de madera. Su sueño es tenerla en Aluche.

Con contadas subvenciones el Club sigue adelante gracias a la afición que ha creado en este barrio madrileño, al esfuerzo de los padres que, además de los patines y los trajes, cada mes pagan una cuota de 50 euros y, a la pasión de su entrenadora y los directivos por este deporte.

Su cantera es la Escuela Municipal de Patinaje que regentan gracias a un convenio con el Ayuntamiento de Madrid. Orientada a la difusión del patinaje sobre ruedas, pretende conseguir el desarrollo deportivo y humano de todos aquellos chicos y chicas que se acercan a sus pistas. Enseñar a través del deporte el desarrollo integral de la persona.

Con los pequeños, trabajan el amor al deporte, la confianza en si mismos, la tolerancia y el juego limpio. Con los mayores, promocionan el trabajo en equipo, solidaridad con el grupo, la amistad y también una manera saludable de divertirse. El club pone así su grano de arena para aumentar la salud pública, la inclusión social y la igualdad de oportunidades.

Share.

Comments are closed.