Conversaciones con la Historia: Miguel Herberg

0

UN ANARQUISTA INFILTRADO EN LAS FILAS DE PINOCHET

El cineasta y periodista gijonés, célebre por las filmaciones y entrevistas que realizó antes y después del golpe de estado dirigido por Pinochet en Chile, en 1973, y que sirvieron para la liberación de más de 800 presos de Chacabuco y Pisagua, fue entrevistado por Tmex.es, con motivo de la presentación de la nueva edición de su libro, “Diario de un anarquista infiltrado en las filas de Pinochet 1972/74”. El libro viene acompañado del documental realizado por Saúl Valverde, “Extraña forma de vida”, un film que es una retrospectiva de la experiencia de Herberg en Chile en los campos de prisioneros del desierto de Atacama, que ya en su día quedo plasmado en el documental “Chile 73”, y un resumen de lo vivido por más de 40 personas, las que participaron junto al cineasta, en Morille, España, en la quema de algunos de esos documentos audiovisuales precisamente.
(Herberg fue a Chile en 2011 buscando financiación para realizar un documental con las filmaciones y entrevistas que habría hecho 36 años después de la liberación de presos. Tras no encontrar apoyo de ninguna fundación, ni en España, ni en Chile, decidió quemar algunos registros, como un acto de protesta por el olvido en que caen las víctimas de las dictaduras).

La historia que cuenta el director de cine y periodista Miguel Herberg, que hoy trabaja en China dedicándose al cine de animación, en “Diario de un anarquista infiltrado en las filas de Pinochet 1972/74”, parte de 1972, cuando se infiltró en la extrema derecha chilena como periodista de un canal de televisión europeo inexistente, y ganándose la confianza de los golpistas, consiguió inmortalizar en película a un importante número de los responsables del golpe de Estado liderado por el general Pinochet .

Roberto Rossellini, el gran maestro del cine, había rodado ya en aquel momento su entrevista con Salvador Allende. Preveía un futuro negro para la Unidad Popular. Fue así como Roberto y su hijo Renzo, que había sido asesor de Salvador Allende para la cinematografía y con los cuales Herberg trabajaba en Italia codo con codo, en esa época, insistieron en que había que documentar lo que estaba pasando en Chile. Herberg se presentó ante la señora Di Girólamo, de la alta sociedad y extrema derecha chilena, con un enorme ramo de flores de parte del director de cine Roberto Rossellini y de su hijo Renzo, amigos de Herberg, y cuya producción Orizzonte 2000 el representaba. A partir de ahí … todo vino rodado. Miguel se introdujo en la alta sociedad golpista y fue tejiendo su tela de araña de relaciones personales para conseguir entrevistas y permisos hasta llegar a los campos de concentración donde entrevistaría a los presos de Pisagua y Chacabuco, cuya existencia se negaba y donde permanecía internado, entre otros, el médico de Allende, Danilo Bartulín. El general Joaquín Lagos cayó en la trampa y puso a disposición de Herberg su propio helicóptero para entrar en los campos. “Lo mio era preguntar cómo te llamas…como te llamas, y así uno detrás de otro .Con estas entrevistas no podían mantener que estaban desaparecidos, y los prisioneros a los que grabé fueron liberados”.

30.000 asesinatos, 200.000 familiares afectados, torturas, prohibiciones y cárcel a todo aquel que no comulgara con los principios de la Junta Militar. Fue arrestada muchísima población que después llevaron a los campos de concentración.

Gracias a ésta acción de poner nombre y rostro a los desaparecidos el Gobierno de Pinochet tuvo que reconocer la existencia de los campos.

El objetivo del trabajo de Herberg consistió en anunciar el golpe, documentar su preparación, y más tarde denunciar la represión.

La RDA financiaba esta historia.

La República Democrática de Alemania, que cubrió sin cortapisas de dólares la operación, se adjudicó luego la autoría del trabajo y el caso derivó en un juicio, celebrado en Roma, donde se comprobó que Herberg fue el verdadero autor, “porque ni siquiera se molestaron en doblar la voz”.

Miguel Herberg con “Diario de un anarquista infiltrado en las filas de Pinochet 1972/74” revela la verdad de como se realizaron los documentos audiovisuales y escritos que sirvieron para salvar muchas vidas humanas.

*

Share.

Comments are closed.