CONVERSACIONES CON PEDRO GUERRA

0

PEDRO-GUERRA

Mes de mayo… Víspera de fiestas en Rivas Vaciamadrid. Calles en cuesta, ajardinadas con el ruido de los chiquillos que salen del colegio y que se mezcla con un dulce olor a lluvia que se avecina.

En una de esas casitas en las que viven, aman, trabajan y sueñan muchos ripenses vive un hombre que descubrió el mastodonte de la capital hace ya dos décadas. Un padre de familia, hombre comprometido y amante de la música que se fue colando por aquellas calles del centro, barrio de Malasaña…., descubriendo y haciéndose descubrir en cuantos rincones tocó sus notas.

Nos abre paso a una estancia amplia, clara, limpia, mediterránea… Allí nos explica cómo ha trabajado en su último disco, un recopilatorio de 30 años de música, en directo, y con apenas unas seis o siete aportaciones nuevas. Hace un recorrido por los sones que le inspiraron en su infancia, apenas cuando adolescente se decidió por la composición… y mira al presente con la misma perplejidad que lo hacemos la mayoría de ciudadanos, como un pasajero más del enorme transoceánico en el que estamos embarcados todos.

Reflexiona, no sin cierto fastidio, sobre el concepto de cantautor. Fastidiado porque no entiende por qué se encasilla, se cuestiona y se menosprecia en varias ocasiones y por determinados colectivos sociales un trabajo como el suyo. Ante las cámaras de TmEx se encarga de explicar el motivo de su malestar.

Hablamos de videoclips, de música, de política… de gestores con el traje tan gris como su mente y de ciudadanos que derraman color cuando circundan las avenidas de esa enorme madre que le acogió hace veinte años. Tan canario como madrileño, así se siente Pedro Guerra…

Share.

Leave A Reply