“Directamente”. Sal de mi vida. O mejor… no salgas

0

Y así, “Directamente”, nos llegan 15 de las canciones que allí, en ese garito de Lavapiés, El Juglar -no se puede ser más castizo- se interpretaron. Propias y ajenas. Entre amigos. Un disco que sabe a fresco y a cercanía, pero a la vez tiene el sabor y el poso de 25 años. Que demuestra que el escenario es y será el hábitat natural de este ahora quinteto. Un disco que es como ese “dulce despertar”: para solo sentir y no dormir, para olvidarse del mundo… Vamos,  que no, que no salgáis… que os quedéis…
SAL DE MI VIDA se agarran con uñas y dientes a ese rocanrol tirando a chulesco y vacilón que ha sido su principal combustible en este cuarto de siglo.

Share.

Comments are closed.