“El Ángel Rojo” y alcalde anarquista, Melchor Rodríguez, tendrá calle en Madrid.

0

El Ayuntamiento de Madrid, aprueba por unanimidad, dedicar una calle en la capital al último alcalde durante la República, Melchor Rodríguez García. Su ejercicio como primer edil fue efímero, sólo estuvo en el cargo cuatro días y era el único que no tenía calle en Madrid. La iniciativa surgió en el 2008 auspiciada por un grupo de ciudadanos, la retomó UPyD y ahora la ha llevado al Pleno Ciudadanos que ha conseguido el apoyo de todos los grupos.

En plena cruenta guerra civil, este anarquista libertario, se elevó sobre odios partidistas. Desde su puesto de delegado especial de prisiones del gobierno republicano, apoyándose en la ley y en la palabra, puso freno a quien buscaba tomarse la justicia por su mano. Fiel a sus convicciones antepuso el hombre a las ideas y se convirtió en una especie de “Schindler” español salvando miles de vidas humanas durante la contienda, incluso la de sus adversarios que llegaron a bautizarle como “El Ángel Rojo”.

Militante de la CNT y de la FAI estuvo en prisión en más de 30 ocasiones, antes y después de la guerra, y se entregó a la defensa de los presos. Fue chapista, novillero y poeta popular…

El testigo de su pasión por la vida, su fe en la educación y la cultura, lo recoge su bisnieto Rubén Buren, pintor, músico, escritor… En su obra, llevada a escena, “La Entrega de Madrid”, recrea los días previos a la caída de la República, cuando su bisabuelo aún refugiaba en el Palacio de Viana a gente de ambos bandos y, como alcalde de Madrid, fue el encargado de entregar a los nacionales la ciudad.

La obra es un homenaje de Rubén a su abuela Amapola, testigo inocente aquellos días de las tensiones de un Madrid en guerra y, por supuesto, a su bisabuelo, abanderado del anarquismo humanista, al que rescata de un olvido inmerecido.

Share.

Comments are closed.