Festiclown Palestina 2014

0

“Risa, esperanza, circo, música y utopía”, estos son los ingredientes de la fórmula mágica con la que más de 20 artistas de “Pallasos en Rebeldía” han hecho reír a 33 mil palestinos en la segunda edición del Festiclown Palestina. Entre el 1 y el 9 de octubre, recorrieron con sus pallasadas hospitales, colegios, centros culturales, calles y teatros.

Los 22 artistas, entre los que se contaban Pepe Viyuela, Leo Bassi, Iván Prado o el músico Mr. Kilombo, han actuado durante estos diez días en Jerusalén, Nablus, Ramala y el Valle de Jordán. Sus shows han servido para aportar risa y esperanza a la población de Palestina, castigada por las terribles secuelas de la guerra y el bloqueo israelí.

Este verano murieron en Palestina 2.000 personas debido a las operaciones de “castigo” israelíes. Más de 500 de ellas eran niños. 300.000 colonos israelíes han ido ocupando territorios palestinos ilegalmente desde 1967. Más de 29.000 viviendas palestinas han sido demolidas desde 1967. 180.000 personas han sido obligadas a desplazarse.

Para no olvidar y para apoyar al pueblo palestino, son tan importantes acciones como la de Pallasos en Rebeldía. Así o señaló Iván Prado, organizador de Festiclown Palestina , tras la primera edición: “Me dio una fortaleza enorme ver que bajo el genocidio sistemático, la mayor aberración del siglo XXI, con el muro ya construido (…) Ver que había la semilla del circo, las flores del circo, los arcoiris del circo (…) Que todavía había gente que creía que el arte podía cambiar una situación como esta”

El pueblo palestino vive en permanente conflicto psicológico y social encerrado en un territorio que solo supone el 22 por ciento de la Palestina Histórica. El estado de Israel tiene el otro 78 por ciento. Oficialmente forman dos países Israel y Palestina, éste último dividido en dos fracciones de territorios separados que conocemos con los nombres de Gaza y Cisjordania.

Pero la terrible realidad es que Cisjordania está ocupada por el ejército israelí y el gobierno de Israel ha autorizado la instalación de nuevos asentamientos con más de 400.000 colonos judíos llegados de Europa del Este y de Estados Unidos controlando así el 42% del territorio de Cisjordania.

Para reforzar esta separación entre ambos países, desde el año 2000 el gobierno israelí construye el Muro, una enorme valla de cemento y alambre que rodea Cisjordania y la aísla del mundo, un nuevo “muro de la vergüenza”.

Hasta 2005, lo mismo sucedía en Gaza, pero aquí los asentamientos de colonos fueron trasladados y las fronteras con Israel completamente cerradas impidiendo la movilidad de los ciudadanos de Gaza que están acorralados. Para colonizar, el gobierno israelí destruye literalmente poblaciones palestinas y crea otras nuevas con población judía construyendo infraestructuras y servicios sólo para colonos judíos, denegando incluso el acceso a las fuentes naturales de agua.

Share.

Leave A Reply