La guerra de las funerarias amenaza a los barrios del sur de Madrid

0

Desde el 2002 la guerra de las empresas funerarias está amenazando a los barrios del sur de Madrid con degradar aun más sus condiciones de salubridad. Con un crematorio ya en Carabanchel, Parcesa pretende habilitar otro en un espacio a tan sólo tres kilómetros de distancia, en el Tanatorio de la M-40 en Villaverde.

En 2002 lo intentó y el Tribunal Supremo rechazó dicha posibilidad tras un recurso vecinal. En el 2006 de nuevo Parcesa intentó la misma jugada. Los vecinos de Usera y Villaverde volvieron a salir a la calle. En el 2015 de nuevo, los barrios de Madrid tienen que volver a luchar por sus derechos.

El sur de Madrid con tres depuradoras, un vertedero a pocos kilómetros, un estanque de tormentas y toda la red de carreteras del sur parece ser el lugar donde se alojan todas las actividades con riesgo para la salud de los ciudadanos.

Pero este no es el único caso en nuestra comunidad: en Valdemoro y en Navalcarnero, los vecinos están en pie de guerra para evitar la apertura de sendos crematorios en sus municipios. Denuncian que están demasiado cerca de viviendas, colegios y zonas deportivas y piden que se alejen del centro urbano.

Parece que de nuevo los intereses privados que pasan por las concesiones de ciertos servicios públicos tienden siempre a convertirse en una lacra para los derechos de los ciudadanos mientras no haya una voluntad política para regular y controlar que la ley y las normativas se cumplan con todas sus consecuencias.

Por el momento, las protestas vecinales en Valdemoro, Navalcarnero ,Usera y VIllaverde han conseguido que no se ponga en marcha ninguno de los tres crematorios.

Share.

Comments are closed.