La juez argentina María Servini ordena detener por crímenes del franquismo a los ex ministros Utrera Molina y Martín Villa

0

La magistrada argentina María Servini de Cubría ha ordenado la detención preventiva de 20 cargos franquistas y pide a España su extradición a Buenos Aires para interrogarles. La juez federal investiga desde 2010 la única causa abierta en el mundo por las desapariciones y crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo en virtud del principio de Justicia universal a la que se han adherido víctimas en Argentina y España.

María Servini ha dictado orden de detención contra José Utrera Molina, suegro del ex ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón al que acusa de haber convalidado con su firma, la sentencia de muerte de Salvador Puig Antich, ejecutado a garrote vil, el 2 de marzo de 1974, a los 23 años.

Ha ordenado también la detención de Rodolfo Martín Villa al que considera responsable, como ex ministro de Relaciones Sindicales de la represión de una protesta de trabajadores en Victoria en 1976 en la que fueron asesinados cinco trabajadores y más de cien fueron heridos, muchos de ellos por armas de fuego”.

La lista de acusados por delitos de lesa humanidad a los que la juez argentina ha ordenado detener incluye a otros 18 cargos franquistas entre los hay ex ministros, ex policías, antiguos jueces y un médico ginecólogo imputado por el robo de un bebe. María Servini solicita su extradición para interrogarles en Buenos Aires.

En septiembre de 2013, ya hizo lo mismo con el ex inspector José Antonio González Pacheco, alías Billy El Niño, y el ex guardia civil Jesús Muñecas, a los que imputaba sendos delitos de torturas. Ninguno de los dos fue finalmente extraditado a Argentina aunque tuvieron que comparecer ante la Audiencia Nacional que entendió que los delitos habían prescrito.

Las víctimas del franquismo han expresado su satisfacción por la orden judicial a la que califican como una respuesta positiva a su demanda para que los acusados comparezcan ante la justicia y respondan de sus crímenes.

Share.

Leave A Reply