Las ovejas toman las calles madrileñas

0

Dos mil ovejas merinas han tomado las calles del Centro de Madrid en la tradicional fiesta de la trashumancia el pasado domingo. Su objetivo es defender los antiguos derechos de pastoreo y la migración que dos veces al año realiza el rebaño en busca de los mejores pastos y condiciones climáticas más cómodas.

Las ovejas proceden de la localidad de Villar del Cobo en Teruel y han atravesado Madrid camino del Valle de la Alcudia en Ciudad Real donde pasarán el invierno con temperaturas más templadas. Un viaje que dura un mes y en el que atraviesan varias provincias y localidades.

El rebaño ha pasado la noche en la Casa de Campo. Ha entrado en la Capital por la Cuesta de la Vega hacia la Calle Mayor donde ante la vieja Casa de la Villa, sus pastores han renovado la antigua tradición de la Concordia, que data del siglo 11, según la cúal el Ayuntamiento permite el paso del rebaño por Madrid previo pago de cien maravedíes.

Elías González, el ganadero del rebaño ha reivindicado la trashumancia muy abandonada porque cada vez son menos los pastores que continúan con esta tradición. Ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que les ayude a recuperar las vías pecuarias por las que pasan las ovejas, cada vez más amenazadas por la expansión urbana y las prácticas agrícolas modernas. Una demanda que ha recogido el secretario general del Ministerio quien se ha mostrado partidario de proteger esta actividad porque –dijo- forma parte de nuestro patrimonio y nuestra historia.

Para deleite sobre todo de los niños que han podido ver muy cerca de las ovejas, el rebaño ha recorrido las calles del Centro de Madrid. Han pasado por lugares emblemáticos de la capital como la Puerta del Sol, la Plaza de Cibeles, o la Puerta de Alcalá en medio de un pasillo de curiosos. Cientos de madrileños y de turistas han disfrutado de este inusual desfile que han inmortalizado cámara o móvil en mano haciéndose fotos o grabando videos. Algunos padres han aprovechado la ocasión para enseñarles a sus hijos un poco de historia sobre las Cañadas Reales o la Mesta.

Su paso por la capital ha obligado a cortar el tráfico en la almendra central durante unas horas por la mañana y a desviar algunas líneas de autobuses urbanos.

Share.

Leave A Reply