Salvemos la Dehesa de Moralzarzal

0

Los vecinos de esta localidad de la Sierra de Madrid siguen en pie de guerra contra el proyecto del Alcalde del Partido Popular, José María Moreno, de construir un campo de golf en la Dehesa Vieja de Moralzarzal.

Cerca de un millar de vecinos se manifestaron, el pasado cuatro de octubre, convocados por la Plataforma Ciudadana “Salvemos la Dehesa”, en un protesta festiva y reivindicativa.

La Dehesa Vieja y Robledillo es un espacio natural de 49 hectáreas declarado y catalogado en 1901 como Monte de Utilidad Pública. Goza de una especial protección como monte comunal para uso forestal, ganadero y recreativo de los vecinos.

Por segunda vez en su mandato, el alcalde quiere construir en la Dehesa un campo de golf. Los vecinos se oponen, argumentan que es una burda excusa, que el cambio de uso para una instalación deportiva es el primer paso para pedir que el monte sea descatalogado, deje de ser de utilidad pública y después privatizarlo.

Denuncian que aunque el campo sólo ocuparía 10 hectáreas sería el segundo mordisco a este espacio protegido. El Ayuntamiento ya ha descatalogado 2,5 hectáreas de la Dehesa en las que se construirá un colegio público para el que había suelo en el pueblo, según los vecinos.

Añaden que ha acabado con uno de los usos históricos del monte: servir de pasto a la vacas. Desde 2003, la Asociación de Ganaderos no ha conseguido su cesión. El Ayuntamiento se los adjudica a si mismo y deja entrar gratis a los caballos y las ovejas y los ganaderos tienen que buscar otros pastos por los que les cobran.

Los vecinos han entregado en la Consejería de Medio Ambiente más de 1.000 alegaciones en contra del proyecto para que, por segunda vez, no acceda a la petición del Alcalde. Argumentan el grave impacto ambiental que tendría el cambio de uso de la Dehesa al ser una instalación deportiva y cuestionan la memoria económica del proyecto porque, dicen, con la crisis ha bajado la demanda de espacios para jugar al golf y porque privatiza para unos pocos un patrimonio que es de todos.

A estas alegaciones hay que sumar otras 1.650 firmas recogidas en una plataforma online en la que piden al Alcalde que respete el carácter publico del monte y su vocación forestal, ganadera y recreativa.

Share.

Comments are closed.